COMENTARIO A LA ENTREVISTA A PPK – CON LA BIBLIA EN PERSPECTIVA

23 Oct

 

PPK

Pregunta de la periodista[1] entrevistando al Dr Kuczynski: ¿En qué sectores clave hemos perdido el tiempo?

Respuesta:

Lo primero: la reforma de la Administración Pública. Hay demasiada burocracia en el Perú. ¿Para qué tantos ministerios, tantas entidades y tantos permisos? ¿Para qué tanto papeleo y tanta ley? Aquí creemos que si sacas una ley se arregla todo, y es todo lo contrario

Un  corto párrafo de la entrevista incluye tres temas clave de gobierno: Primero, el concepto de gobierno,   segundo las funciones que derivan de ese concepto y tercero la inutilidad de la ley para preservar la justicia. Aquí  por ahora vamos a tocar sólo el primer tema

El primero, una reforma, implica no sólo que se creen ministerios, o que los juntemos o separemos. Implica reformar primero nuestro concepto de Estado. El paradigma moderno de “Estado Multidisciplinario de Bienestar”, sin el que pareciera que una  nación no sobrevive en este tiempo, es en realidad muy joven en la Historia, apenas 60 años, nacido en la Europa de pos-guerra, propuesto para afrontar las muchas necesidades de Alemania y otros países después de que la  segunda guerra mundial terminó.  Pero ese tipo de Estado creado para asistir a sociedades quebradas, llegó como temporal y se quedó, porque es más cómodo cobrar impuestos para hacer asistencia social que volver a la moralidad y a la justicia que debe nacer en cada corazón. Finalmente, en sociedades sin fundamento moral, más que asistir a los pobres se crea una burocracia en donde es muy fácil que anide la corrupción.

Lo inteligente y funcional es que el Estado sea enfáticamente judicial.  En la Biblia es ése el rol único que se le ha dado tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. En la Biblia la historia del Estado empieza con el nombramiento de jueces desde las instancias más cercanas a la población (por cada 10 familias) hasta las instancias superiores (1,000 familias) así, a nadie le faltaba un juez que ponga orden hasta en los temas más pequeños. Hace unos años en el Perú contábamos con un juez por cada 9,000 habitantes. Obviamente, con una sociedad que carece de justicia, tenemos que tener  un estado que abastezca lo que le falta a la mayoría debido a la corrupción.

Hoy, al Estado le pedimos educación, salud, trabajo.. es multidisciplinario. Pero ¿provee justicia? He allí la necesidad primera de “Reforma de Estado”. Tenemos que reformar lo que es el Estado en nuestra mente.   ¿Que quién se ocupa entonces de educar a los pobres? Pues ese, es otro problema, exactamente eso: Un problema de pobreza.

 

EL TAMAÑO DEL ESTADO ES INVERSAMENTE PROPORCIONAL

A LA MORALIDAD DE UNA NACIÒN

 

LOS OTROS DOS TEMAS: Funciones (ministerios) y la inutilidad de la ley en breve



[1] Diario El Comercio, Domingo 20 de Octubre, pàg A2. Por Milagros Leiva G.º

No comments yet.

Leave a Reply