Posted on Leave a comment

FINALMENTE ESPAÑA

 

Los análisis políticos que los medios nos alcanzan son muy frecuentemente  superficiales y no van al meollo del tema.  Lo que ha sucedido en las elecciones de Andalucía ayer domingo 2 de diciembre es mucho más que un giro en la coyuntura política, un acto de fastidio por el que  la ciudadanía decide voltear sus preferencias para dar oportunidad a que algún partido cumpla sus promesas. Si hay algo que está sobrando son los cálculos de los escaños que un partido tal o cual pierde o gana, y es importante ir a profundidad en el tema y determinar lo que realmente piensan, sienten y quieren los españoles.
 
El surgimiento de VOX en escena, y el incremento de escaños de Ciudadanos es una muestra  de algo más profundo llamado MATRIZ CULTURAL HISTÓRICA, algo que los promotores del progresivismo quieren ver desaparecer en nombre  de una modernidad mal entendida. Y es la verdad no sólo de España sino de la llamada Civilización Occidental de fundamento judeo-cristiano que también se manifiesta y con mucha más fuerza en países como Austria, Hungría y Holanda, para mencionar sólo los más claros actualmente.  Estamos viendo, que una matriz cultural no desaparece porque sus opositores griten más alto; la matriz cultural de una civilización es algo que cambia muy lentamente y España lo demuestra.  La resurgencia de grupos mal llamados “extrema derecha” confirma que las sociedades europeas no han cambiado tanto como la modernidad pretende en el sentido de abandonar sus valores tradicionales.  Una cosa es adaptarse a la tecnología y otra dejar de pensar, o una es  promover la ciencia y otra pretender que la ciencia no tiene más raíz y sustento que la simple e insuficiente racionalidad humana.
 
 
 Estas elecciones muestran que existe un sector el que probablemente sea mucho mayor de lo que se sugiere en los medios, una sociedad que sostiene principios, creencias firmes y tradiciones y que no vota llegado el momento como desearía debido precisamente a las presiones que obligan a votar no a favor de, sino en contra de lo que de ninguna manera se quiere.   Ya con cuatro años en España he podido observar  que sucede el mismo mal que se da en otros lugares: por supuesto, los votos se han trasladado de la verdadera opción (en este caso VOX)  a partidos de centro derecha –de contenidos ya debilitados por la conveniencia política, pero de todos modos “menos malos”- por temor, por una simple medida de precaución contra un posible predominio de tendencias de extrema izquierda, consideradas fatales y anti Dios por un gran sector que se ve avasallado por el modernismo, que aunque no realmente mayoritario, es  aplastante en los medios influenciados por lobbies.
 
 
Sin triunfalismo. Si los tganadores de Andalucía deciden actuar con inteligencia trabajará en unidad y sus diferentes partidos renunciarán -y aquí tenemos la verdadera prueba de buena intención-  al ego que ya se está mostrando para establecer un frente realmente fuerte y en equilibrio, que será de inmenso beneficio para España. Y con ello tendrá la oportunidad también de levantar la neblina de malentendidos y de reputación falsa que le han infligido los errores y la utilización maligna de la religión por parte de sus instituciones. Por el bien de todos.
 
 
 
Fotos:  VOX triunda en las elecciones de Andalucía, mientras PODEMOS ve el tema sombrío
Posted on Leave a comment

La Sociedad Solidaria III. LAS COSAS EN SU ORDEN

 

…para que así no haya en medio de ti mendigo…

(Dios a Israel en el AT. Deuteronomio 15.4ª)

 

…a los pobres siempre los tendréis con vosotros…

(Jesús a sus discípulos en el NT. Juan 12.8ª)

 

La sociedad sin mendigos de la Biblia no es una utopía, es un mandamiento. Pero Jesús  no condesciende, más bien concede por gracia, dice que siempre tendremos pobres. No es la única materia en el que encontramos “brechas de cumplimiento” entre la ley bíblica y la realidad. Y sin embargo la ley queda[i] , es el estándar de calidad social ineludible y al día de hoy basta con iniciar una cruzada en la web para comprobar que los países que han sostenido al menos algunos aspectos de ese estándar  son sociedades mejores. [ii]

 

En el primer post se ha mencionado primero a la naturaleza de la sociedad solidaria como aquella en donde la distribución de propiedad es la base de la sociedad justa y productiva, una idea muy diferente a la tendencia socialista de hoy de “redistribuir” ganancias cobrando impuestos a través del Estado.  Si un Estado burocrático sostenido con lo que otros producen no es una falsedad peor que la “utopía” es tema amplio por sí mismo. Pero el de la propiedad de todos y cada uno que hizo de Israel una nación de propietarios muy avanzada[iii] y única en el mundo viene seguido de dos cosas pertinentes aquí. Ahora añadamos al concepto de propiedad general dos instrumentos legales: El jubileo de la tierra, o el hecho de que la propiedad podía hipotecarse o entregarse en prenda por un crédito, pero nunca perderse de manera permanente, y el sistema de crédito mismo[iv].  Con estas medidas, y para ser breve, ya que el lector puede leer las citas por sí mismo, tenemos no sólo un sistema social y productivo justo, sino una sociedad en la que se evita el mal que ha causado muchas iras en la historia, la acumulación capitalista.

 

Lo que interesa en este post es precisamente la calidad moral necesaria para cumplir esas leyes.  No embargar propiedades, y desarrollar una banca local con una visión democrática no puede requerir sino una sociedad de notorio carácter moralY es por ello que cuando se trata de impacto del cristianismo no basta con ayudas sociales a los pobres. ¿Quién puede cambiar las estructuras legales de un país para que reflejen un sistema de propiedad universal y protegido?  ¿Y quién toma la tarea en el mundo de la industria financiera completamente ajena al desarrollo local?  Cito aquí a Alejandro Rodríguez, líder en Juventud con una Misión de Argentina y conferencista internacional en nuestra reunión en Burtigny, Suiza, este pasado Noviembre[v]:

 

El corazón del rey esta ven las manos de Dios. Pero nosotros somos los primeros quienes

debemos estar abiertos.  Una autoridad es tan huérfano espiritual como cualquiera sin Dios.

Pero vamos a los pobres porque nos da una posición de dominio. 

Pero es solo parte de la realidad.  Los poderosos también deben ser mirados como necesitados.

 

Conmemorar los 500 años de la Reforma debe llevarnos al redescubrimiento de la visión social de la Biblia en la que

la justicia precede a la caridad

Entender que la Reforma va mucho más allá de la limosna,  un mero alivio al sufrimiento sin cambio de las raíces del problema, de las estructuras injustas de la sociedad. La Ayuda Social de la actualidad muestra la pérdida de contenido bíblico de los creyentes, de una mentalidad que trasciende la esfera eclesiástica y apunta a transformar el entorno inmediato. Estamos otra vez hablando de educación de modo que una generación conecte moral bíblica con profesión, y pueda reformar su sociedad. Nada menos, y a ello se refiere la ley cuando dice “harás así en honor del Señor”[vi]. Quien es cristiano deberá mostrarlo como banquero, gerente, parlamentario o presidente, y además, pero en última instancia, incurrir en obra asistencial. La situación de las cosas hoy nos hace ver que lo que queda es una aspirina para el cáncer, un alivio insuficiente y temporal -con colas de necesitados in crescendo- para tapar la incapacidad de llevar a cabo una Reforma.

.

El post final tratará del marco de la ayuda social, qué y a quiénes, y del problema del olvido del clero.

 

[i] Mateo 5.17-20

[ii] Ver por ejemplo http://www.worldvaluessurvey.org/WVSContents.jsp

https://www.jstor.org/stable/2657288?seq=1#page_scan_tab_contents  entre muchos otros

[iii] I reyes 4.25

[iv] Deuteronomio 15.1-11; Deuteronomio 25.6 y 10; Levítico 25.8-13

[v] https://www.facebook.com/thinktankywam/videos/1461499637238570/ 8-11 Noviembre 2017, Conferencia Think Tank, Burtigny, Suiza

[vi] Deuteronomio 15.2

Posted on Leave a comment

LA SOCIEDAD SOLIDARIA II. EDUCACIÓN PARA EL CONSENSO Y EL LIDERAZGO

   ¿CÓMO SE CONSTRUYE LA SOCIEDAD SOLIDARIA?

 EDUCACIÓN PARA EL CONSENSO Y EL LIDERAZGO

Luego de leer comentarios a la primera parte de LA SOCIEDAD SOLIDARIA DE LA BIBLIA  con la que unos asienten plenamente, mientras otros dudan de la aplicabilidad del modelo Bíblico, quiero reiterar que el propósito al escribir es generar  reflexión y unidad y, por qué no, una posible acción en el futuro.

 

El primer post de LA SOCIEDAD SOLIDARIA DE LA BIBLIA[1] termina diciendo lo siguiente: Lo que empieza a resonar sin embargo, es que la verdadera solidaridad no consiste en dar ayudas sino en sostener una fuerte moral y una ética nacionales, traducida en sus leyes y en todas sus instituciones para prevenir la injusticia y la pobreza. 

 

En vista del escepticismo que el modelo bíblico de sociedad despierta en algunos quienes atribuyen a las ideas de misericordia de la Biblia el ser “conceptos” no aplicables en las sociedades altamente estatizadas de hoy, esta  “parte 2”  enfoca en la obediencia motivada por la fe. Se entiende fe objetiva, no mística ni subjetiva. El economista Hernando de Soto, al promover aún sin saberlo las ideas bíblicas de las sociedades protestantes en sus famosos libros publicados en la década de los 90[2] ha dicho que para seguir ese modelo es necesario creer, y que mientras más se demore la fe, más se demorarán los buenos resultados. Si  un economista necesita de creyentes, ¿cuánto más lo hará una fe que reta a la mente humanista e independiente de Dios? Vamos por partes, sin olvidar que esto  NO es optativo.

 

Lo primero a mencionar en este post, es el hecho de que el tema nos lleva mirar a los niveles de decisión más altos de una sociedad. Sí, es también “de alto nivel”[3]. En efecto, para llevar a cabo un esquema justo de propiedad, y otras normas fundamentales de la Biblia, se necesitan leyes que recojan el sentir de una sociedad en pleno, que atiendan al deseo y la voluntad no sólo de la mayoría –eso sería sólo insuficiente democracia, esquema griego carente de algo que el pensamiento bíblico puede ofrecer- sino que emanen de una sociedad en consenso.

 

El pensamiento en forma de pregunta que sigue al anterior es: ¿Y cómo se logra esa sociedad consensual, para así poder formular una Constitución que recoja los ideales de todos? La respuesta obvia es: Educación, la que libera de la ignorancia.  Entregar a una nación un modelo social implica antes que formar partidos políticos, educar primero[4]. La inclinación al partidismo político, lamentablemente muy repetida pero explicable por la frustración, en realidad agravará el problema de una sociedad dividida. La educación es la  manera de crear movimiento y una sociedad consensual. No sólo eso, es la manera concreta de la cristiandad de  conectar moral bíblica a modelo social[5],  e igualmente de entrenar a creyentes para ocupar lugares de autoridad política[6], y en otras esferas.

 

Tenemos que preguntarnos en este punto: ¿estamos las instituciones -iglesias, institutos, misiones, colegios o seminarios- evangélicas educando bíblicamente, y para levantar a creyentes en las esferas de influencia en la sociedad? Se habla mucho de Reforma, mirando hacia el pasado, obviando con frecuencia que en España y otros países de Europa meridional –y de paso el efecto fue tristemente contundente en Latinoamérica- no hubo Reforma sino Contrarreforma; entonces, necesitamos mirar a la Reforma no sólo en retrospectiva sino en perspectiva, o la conmemoración es vana. No olvidemos que a la protesta de Lutero, entrenado en Derecho, siguió la Reforma de Calvino, también Jurista, quien entendió la ley del AT en conexión con Jesucristo, y como una fuente de ideas para reformar Ginebra.  Y en efecto, Calvino se encargó de que Ginebra abrazara la educación universal, de modo que cada ciudadano hiciera profesión de fe, para hacer de ella una manera de vida en todos los ámbitos, no sólo el eclesiástico y privado.  La educación estatal en no pocos países hoy, por ejemplo, esquematizada para proveer de empleados de niveles técnicos bajo y medio a la sociedad industrial no tiene nada que ver con una educación para reformar sociedades, la que necesita de líderes capaces de conducir una sociedad en consenso, y crear un orden institucional que lo refleje. Más que nada ¿puede una sociedad que no ha sido nunca una sociedad de la Biblia “producir” esos líderes?

 

Como vemos, una sociedad solidaria es mucho más que una sociedad  que organiza “recogidas” de alimentos. Pero para ello hace falta escuchar la voz de la dignidad humana clamando.

 

CONTINUARÁ

[1] Publicado el 29.11.2017 en www.anaroncal.com

[2] Los libros “El Otro sendero”, y “El Misterio del Capital”, develan las causas de los problemas de las sociedad injustas –aunque no sean muy pobres- y/o poco desarrolladas

[3] Deiteronomio 1.13

[4] El “programa educativo” de Israel tomó un esfuerzo de una generación. Éxodo 18, 20 hasta el final del Pentateuco.  Al cabo de cuarenta años, Israel tenía una mentalidad  formada alrededor de los aspectos claves de su vida en común, se convirtió en una sociedad de pacto.

[5] Deut. 15.2; Levítico 25.17; Deut. 17.18-19 y muchos otros

[6] Bloomer, Tom. Calvin and Geneva – Nation-Building Missions, His Kingdom Come, págs. 103-118,  2008 YWAM PUBLISHING, Seattle, Wa.; Escobar, Mario. “El protestantismo en el País Vasco – Crónica de cinco siglos de Historia. Págs.. 41-45  El autor menciona a cuatro personas de interés”, de los cuales dos son reinas de Navarra, uno rey de Francia y el cuarto un traductor de la Biblia convocado por una de las reinas