Posted on Leave a comment

Para que no veamos "repartijas"

La famosa “repartija” de  posiciones  públicas clave que presenciamos hace unas semanas los peruanos ya quedó como parte del “folklore” vergonzoso de nuestra política, el término mismo es ahora “léxico” de cultura política.  Debería ser claro que el escándalo no nos deja pensar en algo más importante:  ¿Necesitamos esas instituciones “repartidas” … o  son simplemente  creación de una política que es más que nada juego de poder,  precisamente por sí mismas causa de la corruptela.

Para empezar, una “Defensoría del Pueblo” es una redundancia impresionante. No basta con tener una Constitución, normativa y un Poder Judicial bien extenso- aunque ineficaz, huelguista –la huelga anual parece su religión, y cobran por “huelguear”, sí pues, ya es verbo- y exasperante. Tenemos una institución que se supone debe defendernos del hecho de que la ley que  defiende nuestros derechos no nos  defienda…. Trabalenguas real.  ¿Nos está defendiendo? ¿Han disminuido la injusticia y la corrupción?  La Defensoría le cuesta al pueblo peruano.  Según información que podemos encontrar en la web, el proyecto de presupuesto institucional 2013, ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta General de la República, asigna a la Denfensoría del Pueblo una partida de 41 millones 405 mil 200 soles para el ejercicio fiscal del 2013¿Por qué no asignar esa partida a contratar profesionales de buen perfil y educados en el Poder Judicial, y con GANAS DE TRABAJAR?

La Defensoría, así como otras instituciones –Policía Nacional, Serenazgos, y hasta huachimanes privados- creadas porque el sistema judicial no funciona es absolutamePleno del Congresonte impensable en una sociedad que entiende “autogobierno” desde su casa, su cuadra y su barrio, y llevará esa mentalidad a las esferas de gobierno, un gobierno con un Estado limitado en funciones y con un fuerte Poder Judicial, constituído por jueces en cada barrio.  Es el Estado  Judicial que una sociedad libre y productiva necesita.

Igual el BCR, organización que centraliza funciones propias de lo que hoy en día se llama “macroeconomía”, diferente de la microeconomía ciudadana, generalmente  divorciada de ésta… una economía que habla  en el Perú de millones, de emergencia, de solvencia, toda la solvencia que aún millones de peruanos no  tienen.   El BCR por ejemplo, decide la política monetaria, cuando en un esquema libertario el valor de la moneda se define por la capacidad productiva de un pueblo, su solvencia, la equidad de su sistema económico y su respaldo.  Un Banco central va a ser hasta innecesario en una sociedad donde la economía ciudadana es fuerte.

Entonces… ¿vamos a pensar por principio y poner soluciones morales en lugar continuar AGRANDANDO UN ESTADO QUE CADA DÌA NOS CUESTA MAS Y FUNCIONA MENOS? ¿ y que los políticos tradicionales se “reparten” en jugosos puestos?  Para hacerlo hay que entender que moral es ninguna otra cosa sino inteligencia a largo plazo. 

Posted on Leave a comment
en Perú
en Perú

servicio militar suizoYO NO QUIERO HACER SERVICIO MILITAR

 

El servicio militar obligatorio, tal como el presidente Humala lo propone ha sido objetado como inconstitucional y discriminatorio.  Mientras a nivel de gobierno se decide cómo deben ser las cosas, y ya que se trata de TU servicio militar obligatorio, preguntemos ¿Quieres ir a servir en nuestro glorioso y patriótico ejército?

Humala  trata de imponer desde arriba lo que debe salir desde el corazón de cada joven peruano.  Hace años, camiones del ejército pasaban “levando” muchachos muy humildes, que no podían escoger…  por supuesto que servir en un ejército así…  Y nadie le ha dicho a los jóvenes peruanos, especialmente en sus casas PORQUÉ Y PARA QUÉ  deben alistarse, por cuánto tiempo, qué deben aprender. Más bien el servicio militar se percibe como algo para “clases bajas” (el empezar como soldado)  y como la barbaridad de ser enviado a ser carne de cañón de otros peruanos desquiciados. Así que te pregunto:

  1. ¿Ha estado el servicio militar en algún momento en tus pensamientos?
  2. ¿Sabes exactamente para qué propósitos debemos tener un ejército, y qué propósitos INDEBIDOS se le da en el Perú?
  3.  ¿Sabes que  en la Biblia sobre la que el presidente del Perú jura su cargo hay un modelo de ejército que no interrumpe la carrera de nadie, que prepara a los jóvenes en cosas muy útiles  e importantes, y que ese modelo motiva a todos a defender a lo que se siente como Patria?

 

¿QUÈ NECESITAN SABERLOS JÓVENES PARA QUERER SERVIR EN LA DEFENSA DEL PERÙ?

 

VALE PARA TODO OTRO PAÌS….

Posted on Leave a comment

A de Soto lo que es de de Soto…

Foto: andina.com.pe
Foto: andina.com.pe

El hecho de que el economista peruano Hernando de Soto haya explicado tan bien cómo entendió “el misterio del capital” (me refiero al fenómeno, no a su libro), entre otros, observando la manera en que el capital ha sido generado y utilizado en Occidente (Cristianizado) demuestra que hay algunas cosas que pueden ser entendidas sólo de acuerdo al “impulso moral” que se menciona en el prólogo de su libro, y al que voy a llamar “impulso vital”, el tipo de espíritu de vida que anima al que lee o escucha.

Miremos una vez más los audiovideos colocados en la web del ILD, de las muchas entrevistas dadas en diversos e importantes medios:   ¡Quién como de Soto para hablar de la  propiedad como cimiento de la economía, del sistema de registro o documentalidad!; nadie como él para explicar con una sencillez que causa asombro, la relación entre el impulso moral, el sistema legal, y la eficacia de los instrumentos económicos como formando una aparentemente compleja  y delicada trama. Aparentemente digo, porque en realidad, lo que Hernando de Soto propone es coherencia. Me explico con un ejemplo: Nuestra Constitución peruana empieza con la “En Nombre del Dios Todopoderoso”. Pero lo que sigue no es del todo coherente con el nombre del Dios invocado. Y de allí, la trama se vuelve compleja,  inconsistente, incoherente… y ¿quién puede dilucidar un buen sistema de gobierno y economía con un documento fundamental inconsistente? Unos van a jalonear para lo que la Constitución dice por tramos, y otros por lo que el mismo documento dice en otro sentido. Resulta que de Soto adolece, y no podemos negarlo aunque a algunos les fastidie, de tales inconsistencias.

Pero por favor, a quien lea esto: No estoy escribiendo para glorificar a nuestro conocido economista, estoy más bien haciendo uso de un poquito de ironía.  Simplemente reconozco su capacidad para observar bien, hallar elementos clave, encontrar sus relaciones y enunciar sus hipótesis, las que han sido comprobadas no sólo por el ILD, sino digamos, por una larga historia.   Y aquí quiero mencionar, atreviéndome a parecer insolente, algo que sería el epítome  para la reputación –ya internacional y a nivel, por lo menos de Nóbel- de de Soto: Si él observó que “el misterio”  se había dado en una cultura específica –la de Europa del Norte y luego los países de cimiento protestante de Norteamérica-, ¿podemos entonces decir  que en realidad sus ideas no son nuevas? ¿y que no le pertenecen, aunque las ha re-descubierto y entendido muy bien?

Hace unos años, hice un resumen del esquema económico de capital, titularidad permanente y acceso a crédito  que los países de Occidente promovieron en diverso grado y tenor y que obtuvieron de la Biblia, lo que fue posible debido a que en el siglo XVI,  Martín Lutero y Johannes Gutemberg en Alemania, se propusieron dar a conocer a empellones lo que había estado oculto por siglos. De capital digo, y   no capitalista, ya que la Biblia contiene un lenguaje absolutamente sobrio y refinado el cual excluye  todo “ismo” que no refiera directamente a la Fuente de la misma, y que, en esa pureza evita todo antagonismo social.  A esos alemanes le siguieron otros. Juan Calvino,  Guillermo Farel en Suiza por ejemplo. No hay que olvidar que Calvino era no sólo teólogo, sino Jurista, y entendió muy bien de qué se trataba la ley del Antiguo Testamento. En fin, pasé ese bosquejo a un asesor muy simpático de de Soto en el ILD, el que mostró en su cara un gran asombro cuando leyó el bosquejo describiendo paso a paso “el misterio del capital”, algo que estuvo al alcance de los europeos del norte. Max Weber dijo en su obra escrita que él no entendía exactamente de dónde venía la ética que facilitó el capitalismo de peculiares características de éxito en los países protestantes, pero que dejaba a “los especialistas” la tarea. Lástima, que “los especialistas” se hayan dedicado tan poco a la tarea. A buen entendedor, pocas palabras.  Por supuesto me sorprendería el ILD lanzara un comunicado al respecto. Sería más que una gran satisfacción para quienes tienen cierta conciencia del asunto ya que nadie va a pelear por derechos de autoría en este caso, son ideas regaladas en un Libro para quien quiera creer y abrazarlas.

El hecho es  por fin, que,  reconozca o no de Soto al verdadero autor de todo este maravilloso esquema, el cual está volviendo a promoverse y practicarse en diversas regiones del mundo, y el cual lo apuntala, con su “El Misterio del Capital”,  como futuro Nóbel de economía, aunque en realidad  ya ni lo necesita, y quiera o no quiera, de Soto reivindica las ideas del Cristianismo. Aunque las iglesias, de cualquier sector de la cristiandad, pletóricas de recursos, templos, institutos, diezmos o limosnas,  y llenas de creyentes inadvertidos y desinformados de todo esto, no lo proclamen,  el mismo Jesucristo dijo que las piedras lo harían. Pero esta vez fue de Soto.

Parafraseando: A de Soto lo que es de Soto, y a Dios lo que es de Dios.